Viaje a Ponferrada y ruta de trekking en las Médulas

(Por Fernando Toña, cliente Aktion Aventura)

El fin de semana del 18 al 20 de junio estuvimos, mi mujer y yo, en Las Médulas. La excursión, regalo de nuestros hijos, nos permitió conocer El Bierzo y, especialmente, Las Médulas.

Nos alojamos en Ponferrada, ciudad que me hizo rejuvenecer al recordar el día en el que, junto a mi gran amigo Sabino Alava, paramos a desayunar en una de nuestras etapas del Camino de Santiago, hace ya unos cuantos años.

El viernes por la tarde, una vez que el calor dejó de apretar, lo dedicamos a disfrutar de Ponferrada: el castillo del Temple, la Torre del Reloj, la plaza del ayuntamiento con su barquillero…El paseo concluyó con una agradable cena disfrutando los productos de la tierra.

castillo_temple_ponferrada_t2400277.jpg_1306973099
El Castillo del Temple (Ponferrada)

El sábado nos desplazamos a Las Médulas. Lo que hoy se conoce como Las Médulas fueron unas minas de oro al aire libre explotadas por los romanos utilizando una curiosa técnica de extracción mediante la canalización de agua a través de una red de galerías que deshacían la montaña por dentro arrastrando las tierras auríferas hasta los lavaderos. Abandonada la explotación minera, los enormes montones constituidos por tierra rojiza extraída durante siglos fue cubriéndose, en parte, por vegetación autóctona y, hoy día, constituyen un maravilloso paisaje entre las montañas rojizas y la extensa vegetación de robles, encinas y, especialmente, de preciosos castaños.

Merece la pena visitarlo. Iniciamos la excursión tras visitar el Áula arqueológica donde nos informaron sobre los puntos especialmente relevantes, lo que nos permitió organizar el recorrido en función de nuestro interés. Aunque las posibilidades son muy variadas, un paseo de 3 o 4 horas permite una bonita manera de pasar una mañana para rematarla con una buena comida.

fotos-bierzo-las-medulas-mirador-orellan-002
Foto de Bierzo (Las Médulas)

Por la tarde, ya en Ponferrada, una buena siesta, un paseo y de vuelta al hotel.

El domingo por la mañana nos fuimos a León. Dos visitas imprescindibles: la Catedral y el Barrio Húmedo. Y por la tarde, tranquilamente, de vuelta a casa.

Queremos dar las gracias a nuestros hijos por el regalo. Lo hemos disfrutado. Confío en que el año que viene tengan otra gran ocurrencia y nos organicen otra bonita escapada.

Entradas recientes

Comentarios recientes

Archivos

Categorías

Meta

Written by:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *